No son pocas las consultas que hemos recibido a propósito de la venta de Viviendas de Protección Oficial o VPO¡ Y sí, las consultas llevan consigo multitud de dudas y subpreguntas. Prontopiso intentará esclarecer un poco el asunto aportando algunas respuestas a las dos preguntas más frecuentes.

¿Se puede vender piso de protección oficial o  VPO?

La respuesta sencilla es “sí”. Claro que puedes vender una VPO, pero con ciertas condiciones.

Para empezar tienes que tener en cuenta los años que dicha vivienda, tu vivienda, gozará de protección. En función del formato o plan de protección podrá variar de los 10 a los 30. En estos casos, si dicha protección está vigente tendrás que optar por una de las siguientes vías:

  1. Vender tu piso por el precio máximo legal estipulado. Es decir: el precio no lo pones tú, te lo impone el municipio en el que está circunscrita tu vivienda. Recuerda que para acceder a ella obtuviste un precio por debajo del precio real en el mercado libre y, en función de tu Comunidad Autónoma, alguna ayuda. Lógico es que si la quieres vender te rijas por las mismas normas de la compra y la vendas compitiendo con otras VPO, no de precio libre. ¿Por qué? Esta respuesta es más sencilla: si accedes con un precio especial (por debajo del mercado) es justo que la vendas en las mismas condiciones.
  2. Liberar tu VPO para poderla vender al precio de mercado. La liberación del precio de tu VPO supondrá equipararla a una vivienda libre por lo que tendrás que devolver todas las ayudas concedidas. De nuevo, esto es para ajustarse a lo ético y no permitir el beneficio o especulación con las VPO’s.

¿Me interesa liberar mi VPO para ponerla a la venta por mejor precio?

Esta pregunta es peliaguda.

Muchas veces esta pregunta viene acompañada por“¿Puedo vender mi piso de protección oficial VPO con el precio de una vivienda libre?”

La respuesta es, de nuevo, sí. Pero antes, como decíamos en el punto anterior, tendrás que liberar dicha vivienda y recibir una autorización por parte de la entidad que te la adjudicó a ti, habitualmente un Ayuntamiento o una Comunidad Autónoma.

A bote pronto, desconociendo la vivienda no podemos, ni debemos decirte “sí, te interesa” ni “No te interesa”. Pero lo que sí podemos es darte una pista para que tú mismo lo puedas deducir. Prontopiso tiene a tu disposición una herramienta que te permitirá conocer el valor de tu casa. Sí te sugerimos que uses esta herramienta. Veas cuál sería el valor “libre” de tu vivienda y, con tu contrato en la otra mano, o con lo que te hayan explicado en la Administración de la que dependa tu VPO, compares.

Compara los precios finales de venta (el que te impone la Administración y el que te arroja Prontopiso). Resta las ayudas y las condiciones especiales que tendrías que devolver a dicha Administración y haz cálculos. Lo normal es que al final salga rentable la operación. Aunque acarree ciertos plazos y ciertos trámites e impuestos, incluso hasta la solicitud de una autorización para la venta.

En cualquier caso, sea bajo el marco de VPO, o liberada, tendrás que estar muy al día de los pagos, impuestos y demás aspectos. En el primero de los casos deberás ceñirte al precio impuesto y para el segundo haber liquidado esas ayudas. Si incumplieras alguno de estos aspectos ten por descontado que se te impondría una multa. Bien por no vender dentro de los parámetros obligatorios, en un caso, bien por no satisfacer los gastos e impuestos derivados de la liberación en el segundo.

Como sabemos de la batería de preguntas que surgen cuando se abordan estos temas, nos anticipamos y te ponemos este enlace: Venta de un piso con hipoteca. Porque lo normal, y más en estos días, es vender los pisos cuyas hipotecas no se han satisfecho todavía.

Esperamos haberte sido útil. Y recuerda, si tienes alguna pregunta relacionada con la venta de tu piso cuya respuesta no hayas encontrado en Prontopiso, no dudes en hacernos llegar tu consulta.