La relación de Prontopiso con sus clientes va más allá de ser una mera inmobiliaria. Pero sin perder la perspectiva, claro está.

 

Ya lo dice nuestro lema, Prontopiso es “La inmobiliaria que piensa en las personas”.

Así lo sentimos y así lo declaramos desde la misma portada de nuestra Web.

Por eso mismo hoy vamos a cambiar el formato en nuestro blog y daremos voz a los clientes. En concreto a uno que vendió un piso a través de Prontopiso en el pasado mes de febrero.

Andrés compró su piso con Prontopiso en la primera semana de febrero de 2019. Era el propietario de un piso de 2 habitaciones en la zona centro de Madrid y necesitaba cambiar de vivienda. Tenía muy claro que no quería cambiar de zona. La operación respondía a la necesidad de ampliar su residencia porque necesitaba 1 (seguro) ó 2 habitaciones (en función del presupuesto) nuevas para poder conjugar su vida familiar con su faceta de profesional liberal. Eso… y necesitaba una plaza de garaje para poder aparcar en la almendra central.

Nos sentamos con él para hacerle la entrevista sobre su experiencia y todo empezó con –fue un flechazo– antes incluso de preguntar por su nuevo piso. Así, sin andarse por las ramas. Le pedimos que nos contara un poco su experiencia, que profundizara e incluso, si había detectado algo que pudiera haber mejorado su experiencia, lo dijera sin tapujos. Sus respuestas nos ayudarían a mejorar nuestros servicios y a mejorar vuestra experiencia con nosotros.

Es cierto que teníamos una batería de preguntas para formular, tanto de la venta como de la compra del nuevo piso, pero al final la entrevista se desarrolló más como una conversación, por lo que intentaremos “colocar” las preguntas que habíamos preparado entre sus comentarios para que os sea más sencillo seguir la conversación.

 

¿Cómo conociste Prontopiso?

Por casualidad –cosa que nos dejó atónitos- buscaba piso en mis ratos libres, que son pocos y encontré vuestra inmobiliaria en Google. –Esto nos gustó, como comprenderéis- Antes de trastear en vuestra página busqué valoraciones y la mayor parte de ellas hablaban de “transparencia y rapidez”. Solo tras leer varias opiniones similares de personas que habían vivido la misma experiencia me decidí a entrar en prontopiso.com.

¿Qué opinas de nuestra Web?

Si me lo permitís, antes de valorarla, dejadme hacer una observación –cosa que hicimos- yo ya había intentado vender mi piso entre 2017 y mediados de 2018, pero desistí al comprender que había bajado tanto el precio que no sería capaz de hacer frente a la compra de otro ¡y más grande! Antes os dije “trastear por vuestra página” y eso es lo que hice nada más entrar en ella. Me fui directo a la casilla de la derecha, la azul, que dice “¿Cuánto vale tu casa?” de cabeza. No podía creerme lo que veían mis ojos: el valor que me poníais, después de que os pusierais en contacto conmigo tras haber rellenado el formulario, estaba muy por encima del último precio que yo había publicado. Por eso desestimé vender la casa antes y por eso, y un poco por curiosidad morbosa, seguí adelante para conocer por cuánto podría venderla si al final me armaba de valor.

Entendemos que fue fácil e intuitivo navegar por prontopiso.com

Lo fue, pero lo mejor vino cuando, tras saber el importe por el que podría vender mi piso me dijo la persona que me atendió que lo tendría vendido en 3 meses. –Andrés hace una pausa valorativa, bebe un sorbo de su café, sonríe y vuelve a la carga- No creí a vuestro compañero, –Risas por su parte-, lo digo de verdad. Me pasé más de un año tirando el precio de mi casa rebajándolo mes a mes desesperado. Cuando supe el importe y el plazo de tiempo sencillamente me reí por no llorar. Pero, de verdad, no le creí.

Algo habría que te hizo cambiar de opinión… ¿no?

Me dijo que me adelantabais el importe total del precio de venta pactado. –Deja la taza de café, se afloja la corbata y nos dice mirándonos a los ojos- eso lo cambiaba todo. Así sí podía ponerme a buscar piso. Llegados a este punto di gracias por no haberlo mal vendido cuando lo tenía a la venta.

Y eso hice. No solo ponerlo en venta, también busqué ofertas de pisos por mi misma zona y ahí llegó el flechazo. Encontré un piso en perfecto estado a dos manzanas de mi casa y con dos plazas de garaje. Con la diferencia del precio de venta que me habíais ofrecido tras la valoración sí podía hacer frente a la nueva casa. También tenía esas dos habitaciones extra. Una de ellas lo suficientemente grande como para tener mi despacho (así podía dejar el alquiler de uno que tenía en coworking) pero con una terraza que compensaba el espacio interior.

¿Cuánto tardaste en vender y comprar la nueva casa?

Compré mi nueva casa entes de vender la antigua –se pone un poco más de café- porque Prontopiso, vosotros, me adelantasteis el importe para comprar la nueva. Es más –deja la taza en el plato- pude amortizar la hipoteca de la casa antigua y entrar en la nueva casa con una nueva hipoteca que, si os digo lo que pagaba por la anterior explicaría la felicidad que tengo ahora.

Recapitulando… ¿compraste una de las casas que viste en Prontopiso?

Así es.

-Le pedimos que desarrollara ese “asi es” y lo hizo resumiendo su aventura- más de un año queriendo vender mi piso sin lograrlo a pesar de rebajarlo constantemente. En menos de tres meses vendéis mi casa por un importe superior al que yo creía que podía pedir, me ayudáis con todos los papeles, me explicáis todos los pasos y gestiones que tengo que hacer, antes de vender mi casa antigua ya había entrado a vivir en la nueva con el dinero que me habíais adelantado y sigo en el mismo barrio, cosa fundamental porque todos mis clientes viven por la zona. ¡Y con plaza de garaje para no tener que preocuparme por el aparcamiento del coche!

 

Como veréis, esta es una experiencia Prontopiso.

Un cliente que se siente satisfecho y no ha dudado en compartir su vivencia con nosotros.

Si os ha gustado y si os ha complacido vuestra propia experiencia no dudéis en contárnosla porque vuestra felicidad nos hace felices a nosotros. Si todavía has tomado una decisión tampoco dudes en ponerte en contacto con Prontopiso: Responderemos a todas tus preguntas y, si nos apuras, a más preguntas de las que tú pienses que  puedes hacernos.