¿Quién iba a decirnos hace un año que en 2020 ProntoPiso estaría celebrando las Fallas valencianas?

Es una buena señal, ¿no lo creéis? Señal de que estamos haciendo las cosas bien. Sin prisa pero sin pausa. 

ProntoPiso está ya en Barcelona, Madrid y Valencia…

Pero hoy, por el tema del artículo, permitidnos dedicárselo íntegramente a Valencia. Por las Fallas. Porque son las primeras Fallas que vamos a celebrar con vosotros y porque, como ya hemos hecho en ocasiones anteriores, nos gustaría daros algún consejo para que termine esta cita con una sonrisa y sin nada que lamentar. Por lo menos en lo que a vuestro piso concierne.

Si eres valenciano estamos seguros de que conocerás a alguna persona que alquila su piso en Fallas. ¿Verdad?

Y a más de una…

Pero quizás no sepas los riesgos que entraña este tipo de actividad.

Alquilar tu piso para unos días, una semana o quizás un par de días más, supone exponerte a muchas calamidades. Luego nos echamos las manos a la cabeza leyendo titulares que hablan de pisos alquilados que han sido desvalijados. O pisos con desperfectos cuyas reparaciones correrán de tu bolsillo, por lo que tendrás que reinvertir lo poco o mucho que hayas ganado en acometer las reparaciones oportunas. Sobre todo porque estas cosas no las suele cubrir el seguro, y eso es un doble riesgo. Por un lado por esos gastos que apuntábamos. Por otro porque este tipo de prácticas, si no están especificadas en el contrato del seguro, en función del mismo podrías hasta perderlo y quedarte sin cobertura.

Por no hablar de volver a casa y encontrarte con que el “nuevo inquilino” se niega a abandonarla.

En el blog de ProntoPiso abordamos este tipo de temas porque, si bien es cierto que en ProntoPiso somos expertos a la hora de vender un piso, también creemos en la comunicación y en velar, o por lo menos advertiros, de los peligros a los que os enfrentáis en caso de hacer cosas como poner las llaves de vuestro hogar en las manos de un extraño.

Escribimos este artículo para aconsejaros que hagáis los menos experimentos posibles, sobre todo con vuestro hogar, y de paso, como decíamos al principio, para desearos felices Fallas, ¡nuestras primeras Fallas!