La semana pasada publicamos un artículo explicando qué son las hipotecas puente.

Un artículo celebrado por nuestros lectores. En él os explicamos al detalle los aspectos fundamentales de las hipotecas puente… “Qué es una hipoteca puente”; “Para qué sirven las hipotecas puente”; “Cuánto tiempo hay para vender la casa”, incluso las “Ventajas e inconvenientes de la hipoteca puente” y apuntamos hasta alternativas.

Como os decíamos, los lectores lo han aplaudido por la utilidad de su contenido. Es más, algunos han llegado a ponerse en contacto con nosotros planteando alguna pregunta a nuestros especialistas. El motivo del presente artículo, de éste que estás leyendo ahora mismo, es canalizar una sola respuesta a las muchas preguntas que nos hacéis. Curiosamente, de todo el artículo anterior, lo que más dudas y preguntas ha suscitado es la parte final del artículo, en la que os hablábamos de las alternativas a la hipoteca puente.

Y… ¿Por qué?

Quizás porque hoy en día las hipotecas puente están a la baja. Quizás por temor a que el plazo de carencia expire sin haber podido vender la vivienda original. Quizás por miedo a sentirte atrapado en dos hipotecas que te forzarán a mal vender tu casa y a sufrir para comprar la nueva.

Por eso ha suscitado tanto interés el artículo anterior.

Algunos nos habéis escrito para agradecer la explicación de las hipotecas puente. Pero los más para pedir que profundicemos un poquito más explicando la alternativa que esbozábamos.

Dicho y hecho.

Hoy vamos a desarrollar la principal alternativa para las hipotecas puente, y se llama ProntoPiso

Quienes sigáis nuestro blog sabréis cuál es la política de ProntoPiso y cuál nuestra mecánica. Pero las visitas al blog, y a la Web de nuestra inmobiliaria online, crecen. Por eso no está de más que demos un repaso a lo que nos diferencia, no solo de la competencia, también de las hipotecas puente. En éste último caso, el matiz no sería “lo que nos diferencia de las hipotecas puente”, sino: “ProntoPiso es la alternativa a las hipotecas puente”, que no es lo mismo.

Una hipoteca puente se puede percibir como un problema a largo plazo. En el mundo ideal no tendría por qué concebirse así. Pero no vivimos en un mundo ideal, la gente es práctica y no idealista. Sobre todo cuando una tiene que tomar una decisión que te afecta al bolsillo.

Porque sí, contratar una hipoteca puente es una decisión grave. Mantienes (al principio) la hipoteca original y añades una segunda hipoteca. Se establece un plazo de tiempo de carencia que evitará simultanear ambas. Es decir, para no asfixiarte entre tanto vendes la casa. Pero la pregunta que os viene a la cabeza, y la que ha motivado este artículo en respuesta a vuestras consultas… ¿Qué pasa si termina el período de carencia y todavía no he podido vender mi casa? Esta es la tenaza que mencionamos arriba. Una tenaza que muerde y no suelta la presa. Y duele. Al bolsillo, a tu cuenta corriente y te duele por la noche cuando empapas la almohada en sudor, agitado.

Hasta que ProntoPiso entró en el mercado inmobiliario español la capacidad de acción del vendedor era reducida.

Si un propietario quería/tenía que vender su casa para dar el salto a otra casa y vencía el período de carencia, solo tenía una opción: bajar el precio de su casa para no tener que duplicar el pago mensual. Pero si aún con esas no lograbas vender tu casa, entonces terminabas tirando el precio de tu casa para soltar lastre. Porque en eso se convertía al final tu vivienda, en un lastre. Y lo cortabas o te hacía ir a pique sin remedio. No puedes duplicar tu hipoteca pero tampoco vender la casa original. Y si mal vendes tu casa, la nueva hipoteca lo reflejará al carecer de la liquidez supuesta originalmente.

La angustia al vender la casa terminó con la llegada de ProntoPiso

Cuando un “actual vendedor” se convierte al mismo tiempo en un “futuro comprador” se lo tiene que pensar bien. Y el resultado de ese pensamiento apunta a ProntoPiso. Adiós temores, adiós sudores y adiós pérdida de capital por el camino.

Confiando en ProntoPiso te sentirás dueño y señor de la situación. No estarás a merced de tu entidad financiera. No necesitarás tirar los precios. Al contrario, tendrás nuestra garantía. Sabrás que solo tienes dos opciones: vender tu piso en 3 meses y aquí paz y después gloria. El segundo supuesto es donde aportamos la solución y tu tranquilidad… Imagina que pasan los tres meses y tu casa no se ha vendido todavía. Tranquilo, respira: ProntoPiso te adelanta el 100% del valor de mercado del inmueble que tienes en venta.

En el plazo máximo de tres meses podrás contratar una hipoteca, o pagar sin hipoteca, tu nuevo piso porque habrás recibido el importe de tu piso en venta. Sin complicaciones, si redoblar esfuerzos y sin miedo a tenerte que plantear que has tomado una decisión equivocada. ProntoPiso es sinónimo de tranquilidad.

Por eso os decimos que ProntoPiso es la alternativa a las hipotecas puente.

Pincha aquí si quieres empezar a tener claro cuánto puedes pedir por tu piso. Sabiendo esto, ya podrás soñar con tu nuevo piso, pero con los pies en la tierra.