Si estás barruntando la idea de comprarte un piso… toma buena nota de los siguientes consejos.

En Prontopiso te ayudamos a vender tu piso rápido y nos hemos puesto en tu pellejo y hemos preparado este listado de temas a tener en cuenta a la hora de comprarte un piso.

Verás, o leerás, consejos prácticos, básicos y sencillos, pero todos ellos, su suma, te ayudarán a dar con el piso ideal y que te puedas sentir satisfecho después de haberlo comprado.

Antes de ponerte si quiera a buscar un piso… hazte estas preguntas:

  1. ¿Busco un piso para 1 persona, o para una pareja?
  2. ¿Tengo en mente tener niños?
  3. ¿Trabajo desde casa, o voy a la oficina?
  4. ¿Qué hay alrededor de mi piso (nuevo)?
  5. ¿Qué gastos derivados tiene mi piso?

Verás que son muy simples, o mejor decir muy sencillas. Pero la importancia no está en las preguntas, está en las respuestas. Esas respuestas harán que no confundas tu objetivo y compres el piso adecuado. De otro modo, si no te haces estas preguntas quizás hoy te estés comprando un piso ideal y dentro de seis años te darás cuenta del error que cometiste.

Por eso hazte las preguntas. Y si quieres saber dónde radica su importancia, sigue leyendo.

¿Buscas piso para ti o para ti en compañía?

No es lo mismo un piso de soltera que un piso para una pareja. Haz cuentas. Si vives sola puedes necesitar un dormitorio y, si nos apuras, una segunda habitación a modo de estudio con una cama por si vinieran invitados o algún familiar.

Si vas a compartir el piso con tu pareja quizás podáis compartir el despacho/estudio, o quizás, en función de las necesidades laborales de cada uno, una habitación para cada uno, o un salón más grande…

Esto nos lleva a la pregunta…

¿Tendréis hijos?

Crucial… De verdad. Más de lo que os pensáis. Un gran porcentaje de casas se venden y compran por la llegada de los hijos porque desbordan todas las expectativas. Si tienes un hijo, o dos, no hablemos ya de tres o más… irás necesitando aumentar el número de habitaciones. Lo normal suele ser que te despidas del estudio, o del despacho, pero a la larga aun así te quedas corta y terminas necesitando más espacio. No hablemos de adolescencia…

¿Trabajas en casa o en la oficina?

No descuides esta pregunta.

Si trabajas desde casa la salita, el estudio o el despacho se hacen fundamentales. Y si tienes hijos más todavía, porque tendrás que tener tu espacio tranquila para poderte relajar y concentrar. Fíjate si te condiciona o no el tipo de trabajo que tengas.

¿Qué hay alrededor de tu piso nuevo?

No es lo mismo vivir en el centro de la ciudad que en las afueras. No es lo mismo vivir en un piso dentro de un bloque que en una comunidad residencial… Cada cosa conlleva una serie de aspectos positivos y (no diremos negativos pero sí…) menos positivos. A saber,

  • ¿Tienes plaza de garaje? Si vives en el centro es capital, para poder tener el coche a buen recaudo, pero… si vives en la periferia quizás lo sea aún más porque tendrás que usarlo para desplazarte de un lado para otro
  • ¿Dónde haré la compra? Esta pregunta es muy interesante. Piensa en si no tienes coche y te vas a vivir a un sitio que queda bien lejos del mercado más próximo… El romanticismo del paseo con la compra diaria se terminará antes del primer mes. Eso si tienes tiempo para ir a hacer la compra paseando cuando vuelvas del trabajo. Si tienes hijos no necesitas más explicaciones de este punto pero te interesará el siguiente…
  • ¿A qué cole llevarás a tus hijos? ¡ZAS! Esta pregunta no se la hace nadie hasta que la criatura está en camino. Entonces empiezan los sudores fríos… guarderías, colegios… Todos conocemos a alguna pareja que ha tenido que mudarse por este motivo
  • ¿Qué ocios te gustan? Íbamos a decirte que si haces maquetas no te preocupa este artículo, pero… vuelve al punto primero, ponte en un apartamento de soltera, mete en él a tu nuevo marido y tras un par de años incluye a dos mellizas. ¿Dónde te metes para hacer tus maquetas? Hay gente casera que no necesita desplazarse para ser feliz y gente que necesita relacionarse… ¿a quién no le ha dado pereza un domingo atravesar toda la ciudad para ir a ver a un amigo? O a un familiar… O para ir al cine. Si te aseguras de tener una buena oferta para ocio (o buena comunicación, sea en transporte público o privado) a la hora de elegir tu piso nuevo
  • Los gastos derivados no son pecata minuta. Al final de mes, cada euro cuenta, y más si estás metida en una hipoteca. Por eso consulta y comprueba cosas como los gastos de comunidad. Hay urbanizaciones maravillosas que dejan de serlo cuando recibes el primer recibo

Esperamos haberte sido útiles y haberte descubierto alguna pregunta que tú no te habías ni planteado. Eso sí, a tiempo para tomar la decisión correcta, no a posteriori. Pero recuerda: el mejor consejo que te podemos dar para comprarte un piso cuando quieres vender tu casa para comprar otra , y sobre todo si antes de comprar tu piso nuevo tienes que vender el piso anterior es que te pases por nuestra Web y mires por tu zona para ver los pisos que hay disponibles.