Madrid Nuevo Norte es un plan urbanístico ambicioso y de un calado incomparable en la historia urbanística reciente de  Madrid, España y toda Europa.

Se trata de un proyecto que está a un paso de ser ratificado y aprobado definitivamente. Tenía dos trámites que superar: el primero ser aprobado por el Ayuntamiento de Madrid, cosa que sucedió el pasado 29 de julio de 2019 con el apoyo de todos los grupos municipales. Se trata del mayor consenso alcanzado por todos los grupos municipales en materia urbanística tras, nada menos, 25 años de estudio, acercamientos y distanciamientos de posturas.

Este acuerdo inédito en el Ayuntamiento de Madrid nos deja a un último trámite de distancia para que se formalice y comience la fase operativa: la ratificación de la Comunidad de Madrid, que cuenta con un plazo de 4 meses (y ya ha pasado el 1º). Todo apunta a que su postura será igualmente favorable.

 

De momento Madrid Nuevo Norte está en el último estadio de planificación. Cuando se pronuncie la Comunidad de Madrid, en caso afirmativo, empezaría la fase de ejecución.

 

Madrid Nuevo Norte incluye la construcción de unas 10.500 viviendas, de las cuales el 20% gozará de algún grado de protección pública.

 

A estas viviendas habría que sumar la remodelación de la Estación de Chamartín; nuevas instalaciones para transporte público; zona de oficinas destinada a edificios empresariales y zonas verdes para seguir apostando por un Madrid verde, a sumar a la actual oferta de parques y jardines que hace de Madrid una de las ciudades con mayores zonas ajardinadas de toda Europa. A las ya existentes habremos de sumar otros 400.000m2 de zonas verdes.

 

Estamos hablando de la prolongación del Paseo de la Castellana, corazón del Madrid empresarial.

 

La inserción de las viviendas y la ampliación de la oferta de suelo para el ámbito empresarial servirá para reforzar el carácter empresarial del corazón financiero de la capital junto con nuevas viviendas partiendo de Plaza de Castilla, pasando por la zona empresarial ubicada en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid y entroncando con los PAUs, también de reciente construcción, de Sanchinarro, Las Tablas (que incluye también un elevado número de edificios con primeras marcas y empresas ya operativas) y se adentra en Montecarmelo.

El “aspecto social” del proyecto, amén del empresarial, acarrea la incorporación de nuevos espacios para centros comerciales, instalaciones municipales y/o privadas (centros de salud, zonas recreativas y deportivas…) y centros de enseñanza para satisfacer la demanda de todos estos servicios que harán sus nuevos vecinos.

Empezábamos éste artículo calificando de “ambicioso” a éste proyecto, y lo es. Tanto que desde ProntoPiso entendemos la importancia y el calado del mismo hasta el punto de comprender que habrá un antes y un después en el desarrollo urbanístico, empresarial y social de Madrid.