¿Estás viviendo de alquiler y te gustaría desgravar este gasto en la declaración de renta? Sí es así te interesará saber que puedes aprovechar la deducción del arrendamiento para ahorrar dinero en el IRPF. 

Como esta, son muchas las ventajas de vivir de alquiler, en el artículo Ventajas de alquilar una casa te las contamos. 

Para hacer la deducción del arrendamiento es importante tener saber qué condiciones hay, quienes pueden hacerlo y cómo funciona. Hoy en el blog de Prontopiso te explicamos las condiciones para desgravar el alquiler:

Cómo desgravar el alquiler 

Desde 2015 solo algunas personas pueden hacer esta deducción a nivel estatal. A nivel autonómico, las condiciones varían según la comunidad. Para disfrutar de estas deducciones existen determinadas exigencias estipuladas por la Agencia Tributaria. 

A nivel estatal:

  • Contratos anteriores a 2015: Para poder acogerse a esta deducción el contrato de alquiler deberá estar firmado antes del 1 de enero de 2015. Solo podrán beneficiarse de esta ventaja los contribuyentes menores de 35 años. La base imponible deberá ser inferior a 24.020 euros anuales y la base máxima de deducción será de 9.040 euros. La deducción por vivienda habitual será del 10,05% de las cantidades aportadas en concepto de alquiler, siempre que se cumplan los anteriores requisitos. 
  • Contratos posteriores a 2015: A los contratos de arrendamiento firmados más tarde del 1 de enero de 2015 no se les aplicará esta bonificación. No obstante, la Dirección General de Tributos señala algunos casos determinados en los que se permite mantener la deducción. Si el contribuyente tiene un contrato anterior a la fecha, lo mejor será informarse poniéndose en contacto directamente con la Dirección General de Tributos.

A nivel autonómico:

En cuanto a las comunidades autónomas, son las administraciones territoriales de cada una de ellas quienes establecen los requisitos. La mayoría van dirigidas a menores de 35 años.

  • Madrid: podrán deducirse un 30% del arrendamiento de su vivienda habitual los inquilinos menores de 35 años. También se beneficiarán de este 30% los menores de 40 años que durante el periodo impositivo hayan estado en situación de desempleo o con cargas familiares. 
  • Cataluña: los arrendatarios tendrán acceso a una deducción del 10% de las cantidades satisfechas por alquiler de vivienda habitual para determinados colectivos. El máximo será de 300 euros anuales o de 600 euros en el caso de las familias numerosas. 
  • Asturias, Canarias y Comunidad Valenciana: Por arrendamiento de vivienda habitual
  • Andalucía, Castilla y León, Castilla La Mancha, Extremadura y Galicia: Arrendamiento de vivienda habitual por menores de 36 años
  • Aragón: Arrendamiento de vivienda habitual vinculado a determinadas operaciones de dación en pago y alquiler de vivienda social (deducción del arrendador que haya puesto una o más viviendas a disposición del Gobierno de Aragón).
  • Baleares: arrendamiento de vivienda habitual a favor de determinados colectivos.
  • Cantabria: Arrendamiento de vivienda habitual para jóvenes, mayores o personas con discapacidad.

Resolvemos tus dudas

Ahora que ya sabes cuáles son las condiciones para beneficiarte de esta bonificación, solo te queda saber cómo puedes hacerlo. En la segunda parte de este artículo te explicamos los pasos a seguir para poder hacer la deducción del alquiler. Si quieres saber más sobre el sector del arrendamiento, no dudes en echar un vistazo a nuestro blog.