Vender tu casa no es ningún juego. Es más, muchas cosas dependerán de hacerlo o no, en ProntoPiso somos plenamente conscientes de que es la mejor forma para vender una casa.

Por eso vamos a echarte una mano y te lo explicaremos poniendo unas reglas… al “no juego “ de vender tu casa.

Usa tu imaginación por u momento… y pensemos (tanto tú como nosotros) que sí, que existen unas normas para vender un piso. Ya te decimos: no hay ninguna norma cuyo cumplimiento consiga esa venta, pero sí hay muchos consejos que te ayudarán a alcanzar tu meta.

Sigamos con la imaginación fingiendo que sí, que se trata de un juego. Pues todo juego necesita un tablero. Y tu tablero será un plano de tu barrio. ¿Un plano?

Lees bien.

Marca con un rotulador la zona de acción del piso que pones en venta. Aunque también nos sirve que lo hagas de modo virtual con un Paint o con un Photoshop… dados los tiempos que corren. Pero en cualquier caso, tendrás que imprimirlo para tenerlo bien presente y llevarlo contigo y poder hacer anotaciones sobre el papel.

Estas anotaciones las trasladarás a una tabla de Excel para tener a toda tu competencia bajo control y que entre toda ella te ayuden a dilucidar el precio adecuado para tu venta.

Te recomendamos que te prepares una mochila, con algo de agua y alguna pieza de fruta. La primera parte del juego consistirá en “patearte el barrio” en busca de otros pisos que estén en venta. Haciendo esto podrás tener los siguientes datos:

  • Cuántas viviendas se venden a tu alrededor.
  • Qué superficies tienen y cuántas habitaciones.
    • Si tienen plaza de garaje o no. Si sí la tienen, saber cuántas y si no, estudiar las zonas de aparcamiento y los transportes públicos que la rodean.
  • Pregunta los precios. Así podrás hacerte una tabla de precios que incluya m2, número de habitaciones y demás aspectos que, a priori, te ayudarán a colocar tu piso entre ellos cruzando datos de superficie y precios.
  • En esa tabla podrás anotar si tienen terraza, piscina… demás detalles que consideres que te pueden ayudar a vender tu piso por comparación.
  • Apunta el número del piso de la vivienda y si tiene o no ascensor. Creednos, este dato propicia y/o echa para atrás algunas ventas.
  • Pon una columna que indique si la vivienda en cuestión (nos referimos a la competencia) es nueva o antigua y si es antigua si está para entrar a vivir o necesita una reforma. Ten en cuenta que una vivienda nueva es más cara a priori pero permite al comprador entrar a vivir según haga la compra. Una vivienda antigua puede estar reformada o necesitar unas reparaciones… todo eso condicionará el valor de venta. Este punto debes aplicártelo a ti mismo, si vendes tu piso, como es el caso. Vender una vivienda usada sin ninguna reparación, actualización o reforma puede depreciar tu vivienda y terminar en una mala venta. Es mejor invertir para que entre por los ojos y el comprador potencial comprenda que hecho el pago de la casa solo tendrá que adecuarla mediante retoques, pero no hacer una obra ingente.
  • Con esto datos, bien preparados en tu tabla, tendrás una buena fuente de información para poder establecer el precio que quieres poner a tu piso y, si además añades una columna extra que diga cuánto tiempo llevan en venta, te harás una idea de lo fácil/difícil que es vender un piso en tu zona.

 

Puedes hacer todo esto y cruzar los dedos, o puedes ponerte en manos de Prontopiso y cambiar la tabla de Excel por dos billetes de avión. Cambiar las zapatillas y la mochila con agua para patear tu zona por un bikini (ella) y un bañador (él) y marcharte de vacaciones merecidas hasta que recibas nuestra llamada para confirmar que ya hemos vendido tu piso. Y sí, aunque parezca increíble… ¡Esta es la mejor forma de vender tu casa!

Decimos “vacaciones”… aunque has de saber que contratando los servicios de ProntoPiso no necesitarás cambiar tus hábitos de vida porque todos esos pasos que te hemos explicado ya los tenemos archivados, cotejados y actualizados para ti. Negociaremos la venta y haremos que tu experiencia de venta de tu piso no sea una yenkana por la ciudad sino un motivo para celebrar cuando recibas nuestra llamada.

Ahora que ya sabes la mejor forma para vender tu casa… ¡Te esperamos!