No es la primera vez que hablamos del certificado energético en el blog de ProntoPiso.

 

Pero lo haremos, encantados, cuando comprendamos que pueda seros útil estar al día sobre el tema, y más cuando recibimos consultas vuestras que nos piden información al respecto.

 

Por eso, y en respuesta a todas vuestras preguntas, retomamos el asunto del Certificado energético. Esperamos que, al término de este artículo, hayamos ayudado a despejar todas vuestras dudas.

 

A vuestra pregunta: ¿es obligatorio tener el certificado energético?

 

ProntoPiso responde: sí. Por Ley, desde 2013.

 

Y es más, lo es tanto si quieres vender tu piso como si estás pensando en ponerlo en alquiler. Este certificado te permitirá conocer las emisiones de CO2 de tu inmueble. Requisito fundamental para poder acometer cualquiera de esas dos operaciones.

 

Pero tranquilos. Disponer de él te será de mucha utilidad porque será como si hicieses una analítica completa del piso. Sus resultados te darán una tarjeta energética. En ella tendrás toda la información relacionada con el consumo de energía del inmueble estudiado. Un estudio que, por cierto, debe hacer un inspector técnico especializado en la materia cuyos datos figurarán en el informe para mayor seguridad y transparencia.

 

Piensa que bien merece disponer del certificado energético por muchos motivos que pasamos a explicarte:

 

Para empezar, como decíamos al principio, porque es obligatorio. Su precio es asumible y razonable, sobre todo si lo comparamos con las posibles multas en caso de no tenerlo, que oscilan entre los 300€ y los 6000€.

 

Lo más importante es que esa “radiografía” te permitirá descubrir si tu piso está en condiciones óptimas para su venta.

 

En cuyo caso no repercutiría negativamente en el precio de venta. Pero también te permitirá conocer los posibles problemas que pudieras tener y que implican una pérdida energética. Ventanas de madera y antiguas, puertas con marcos defectuosos, mala selección del tipo de calefacción… Creednos, detectar estos fallos a tiempo, antes de afrontar la venta de un piso te será de gran utilidad porque podrás tomar la decisión entre: a) vender el piso en las condiciones que está, a sabiendas de que eso podrá (y seguramente) depreciará el mismo o b) acometer las reparaciones necesarias para mejorar la calificación en el certificado y poder mejorar las condiciones de venta del inmueble.

 

Por todo lo expuesto, amén de que sea obligatorio, verás que hay muchas razones positivas para solicitar el certificado energético. Y en ProntoPiso se nos ocurre una más… si no fuera para vender el piso, porque te quedarás con él sí o sí, te servirá para tapar esas fugas de energía y tu bolsillo lo percibirá a largo plazo.