Hoy volvemos a hablaros sobre un tema de gran interés para quien desea vender un piso y mantiene vigente su hipoteca.

Para ello tomaremos como punto de partida el artículo que publicamos el pasado 2 de octubre Vender un piso con hipoteca. En él os dábamos algunas pautas para poder llevar a cabo la venta con varias opciones, y entre ellas apuntábamos a la que hoy desarrollaremos en profundidad.

Retomamos el tema por dos motivos: la buena aceptación que tuvo el artículo mencionado y porque tras publicarlo nos han llegado algunas consultas sobre el tea de hoy. Tras haber dado algunas respuestas personales entendemos que el interés de éste asunto es lo suficientemente alto como para dedicarle una entrada.

Vaya por delante que la cancelación de hipoteca puede responder a dos motivos: a) vas a vender el piso que tienes hipotecado y b) quieres liquidar esa deuda porque tienes solvencia suficiente y has decidido quitarte la hipoteca.

Obviamente el segundo caso suele ser menos frecuente que el primero, por eso haremos mención a dicha venta, pero en cualquier caso, los pasos a dar son los mismos exceptuando las menciones que hagamos al comprador del inmueble, que en el segundo caso no existiría.

Así pues… 

Si quieres saber qué tienes que hacer para lograr la cancelación de hipoteca, éste es tu artículo y Prontopiso te lo explicará.

 

Retomamos los “pasos a dar para cancelar la hipoteca de tu piso” y los ampliamos.

Te adelantamos que son 6 pasos. El primer paso lo tendrás que dar en el banco que te la concedió. Los cuatro siguientes deberás de darlos el día en que estés ante el Notario. El último paso deberás hacerlo en el Registro de la Propiedad.

Vamos allá…

Cancelación de hipoteca:

 

Paso 1 para cancelar tu hipoteca: En el banco – Solicitud del certificado de deuda pendiente

 

Para poder llevar a cabo la cancelación de dicha hipoteca, lo primero que tienes que saber a ciencia cierta es el importe que tienes pendiente de pago en el banco derivado de la hipoteca. Al cancelar la hipoteca lo harás en función del importe que te indiquen al entregarte el Certificado de deuda pendiente.

Este documento lo usarás con dos propósitos. El primero es obvio, conocer con total exactitud tu deuda con el banco emisor de la hipoteca. El segundo propósito lo tendrás igual de claro cuando leas lo que sigue: a sabiendas de dicho importe podrás calcular el valor de venta del piso. De este modo te asegurarás de no salir mal parado y, con un poco de suerte y de buena negociación aplicar un margen que te otorgue un beneficio tras la venta del piso que te ayudará a cubrir los gastos derivados (notaría, impuestos…) y también a tener liquidez para afrontar la compra de otro piso si tal fuera tu propósito. Ya apuntábamos arriba que quizás tu propósito fuera el de liquidar dicha deuda pero mantener tu piso en propiedad.

Como la cancelación de la hipoteca se formalizará ante Notario, no te olvides de solicitar en tu entidad bancaria que te aporte a un representante suyo para que te acompañe al Notario.

Los cuatro pasos siguientes tendrás que hacerlos ante el Notario. Toma nota:

 

Pasos 2, 3 y 4 para cancelar tu hipoteca: En el Notario

 

Tienes que concertar una cita con el Notario, esta se convoca el mismo día en el que vas a efectuar la venta del piso. Si es que pretendes venderlo, claro. Si no fuera el caso será más sencillo concertar dicha cita pues sólo tendrías que coordinar al representante del banco y al Notario, prescindiendo del tercer actor, el comprador, si sí quieres venderlo.

Una vez que tienes fecha con el Notario, ponte en contacto con tu entidad bancaria para confirmar que irás acompañado por su representante. Ésta figura servirá para corroborar que el documento que le presentas al Notario es veraz y con su participación se podrá finiquitar la deuda y liberarte definitivamente de la hipoteca. Sea, como ya hemos explicado, para vender o solo para liberarte de ella.

Si la intención fuera cancelar la hipoteca para vender el piso, acto seguido te tocará rellenar el AJD, abreviatura de Actos Jurídicos Documentados. Se trata de un impuesto (comúnmente llamado “Impuesto de las Hipotecas”) que data de 2018. Sólo hay que aplicarlo en caso de tener parte de la hipoteca pendiente de pago.

El siguiente paso a dar será el abono del impuesto derivado a la cancelación de la hipoteca. Se hace in situ y suele tramitarse mediante un talón a nombre de la entidad que te concedió dicha hipoteca y se la entregarás al representante del banco. Suele tratarse de una comisión firmada con el banco precisamente por si llega este caso en el que liquidas dicha hipoteca sin agotar los plazos convenidos en su firma.

 

Paso 5 para cancelar tu hipoteca: En el Registro de la Propiedad

 

Se trata de un paso que terminará siendo un mero trámite pero es muy importante, acudir al Registro de la Propiedad en la localidad en que tengas el piso cuya hipoteca quieres liquidar. Sólo tendrás que presentar la cancelación que has ido tramitando primero en el banco y después en el Notario. De este modo constará que has zanjado la deuda que tenías pendiente con el banco y te desvincularás del banco y constará legamente dicha desvinculación.

La importancia de este acto, o paso, se podrá interpretar de dos modos: si no vendes tu piso (liquidas para liberarte de la hipoteca) supondrá la formalización de haberla terminado de pagar. Si sí quieres liquidarla para vender el piso, entonces te otorgará otro tipo de liberación: la desvinculación de cualquier responsabilidad posterior, legal e impositiva, derivada de los futuribles movimientos que se puedan efectuar con tu “hasta ahora” propiedad.